jueves, 20 de mayo de 2010

Intervención del Ministro de Fomento en el Congreso.



— DEL DIPUTADO DON JOSÉ RAMÓN BELOKI GUERRA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO
VASCO (EAJ-PNV), QUE FORMULA AL SEÑOR MINISTRO DE FOMENTO: ¿QUÉ CRITERIOS APLICARÁ EL MINISTERIO PARA LA INCLUSIÓN Y/O EXCLUSIÓN DE PROYECTOS EN EL ANUNCIADO PLAN EXTRAORDINARIO PÚBLICO-PRIVADO DE INFRAESTRUCTURAS?

El señor PRESIDENTE: Preguntas para el señor ministro de Fomento. En primer lugar, para formular la suya, tiene la palabra don José Ramón Beloki.

El señor BELOKI GUERRA: Gracias, señor presidente.
Señor ministro, estos días se habla mucho, y nosotros también y con mucha preocupación, de recorte social. Pues bien, vengo a mostrarle otra preocupación exactamente igual por parte nuestra: el recorte inversor. No tenemos nada en contra de un plan extraordinario de infraestructuras, del que usted viene hablando, con financiación público-privada. No lo hubiéramos tenido tampoco si ustedes lo hubieran presentado antes de la crisis, por cierto, hubiera tenido más credibilidad y mayor eficiencia. En todo caso a nosotros, también ahora, antes y después, nos hubiera gustado un plan más ambicioso del que sospechamos que ustedes nos van a presentar. Nos hubiera gustado un auténtico plan, un nuevo sistema de financiación público-privada sostenible del conjunto del sistema de transporte, no solo de las nuevas inversiones. Ahí se van a quedar cortos y lo lamentamos. Junto a lamentaciones tenemos temores y desconfianzas, nosotros y otra mucha gente, de que ustedes dejen de cumplir promesas e incluso dejen de cumplir compromisos en firme. Ayer, el periódico más leído en Euskadi titulaba: El plan amenaza con retrasar las obras del TAV y el inicio de nuevos tramos. ¿Es verdad, señor ministro? ¿No lo es? ¿Los compromisos presupuestarios pueden saltar por el aire? Es solo un ejemplo. Seguro que hay otros muchos ejemplos que compañeros de este hemiciclo les presentarían a ustedes, y no solo compañeros políticos sino empresarios, ciudadanos y ciudadanas, con enorme preocupación. Es clave, por todo ello, que usted hable y hable claro y nos diga, en primer lugar, si va a decaer o no el esfuerzo inversor que este Gobierno tenía previsto antes de la crisis, con plan o sin él; en segundo lugar, qué criterios va a utilizar usted para incluir o excluir determinados proyectos de ese plan y, en concreto, si van a continuar los criterios, mayormente caprichosos, arbitrarios y altamente ineficientes, con los que el ministerio ha ido incorporando en numerosas ocasiones proyectos; en tercer lugar, si van ustedes, muy en concreto, a primar criterios de productividad.
Por ejemplo, si su plan de inversiones va a intentar que exista también en este país una industria productiva seria en el sector de transportes. Por todo esto mi pregunta. Espero su respuesta con palabras y, sobre todo, con hechos.
El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Beloki. Señor ministro de Fomento.

El señor MINISTRO DE FOMENTO (Blanco López): Señorías, en efecto, he presentado un plan extraordinario de colaboración público-privada. Es verdad que cuando lo presenté fue previo al ajuste que ha presentado el Gobierno y que va a traer a esta Cámara como consecuencia del objetivo de reducir el déficit público en mayor medida de lo inicialmente previsto.
Eso, por supuesto, señorías, lleva implícita la disminución de la inversión y esta disminución de la inversión lleva implícito que va a afectar a todas las comunidades autónomas y a toda la obra pública. Lo voy a decir claro y alto: desde luego, no entenderían los ciudadanos que les llamáramos a apretarse el cinturón y no apretáramos el cinturón también a la hora de diseñar y planificar la obra pública en nuestro país; no lo entenderían los funcionarios, que precisamente van a sufrir las consecuencias del ajuste de la crisis. He dicho en alguna ocasión que mantener la inversión productiva en el grado que pueda nuestro país es importante también para mantener la actividad económica. Por eso, señorías, he diseñado un plan extraordinario de infraestructuras que tiene como objetivo mantener, en la medida de lo posible, la inversión, hacerlo además con criterios de eficiencia y de sostenibilidad y también, señoría, con criterios de cohesión territorial porque, a veces, por la cohesión territorial hay que hacer algunas infraestructuras que no son tan eficientes ni tan competitivas como otras, pero sí contribuyen a vertebrar nuestro territorio de este a oeste, de norte a sur. (La señora vicepresidenta, Cunillera i Mestres, ocupa la Presidencia.) Por lo tanto, vamos a equilibrar la eficiencia y los criterios que contribuyan a la competitividad con aquellos criterios que sigan contribuyendo a la cohesión territorial de nuestro país.
Hablaré en mi comparecencia extraordinaria de esta tarde claro y alto, y hablaré también de nuevas vías para financiar las infraestructuras en nuestro país.
(Aplausos.)