jueves, 6 de mayo de 2010

El Parlamento Europeo pide reforzar las sanciones para garantizar el bienestar animal

La Eurocámara ha aprobado hoy un informe que pide introducir más sanciones para garantizar el bienestar animal. El texto también solicita a la Comisión que presente antes de 2014 una propuesta legislativa global sobre el bienestar animal y reclama reducir el uso de antibióticos dañinos en la alimentación de los animales.
El informe, elaborado por la diputada sueca Marit Paulsen ALDE, valora positivamente el plan de acción para el bienestar de los animales 2006-2010 y subraya la necesidad de que "toda violación de la legislación de la UE en materia de bienestar de los animales sea objeto de sanciones efectivas y proporcionadas". Por otro lado, la Eurocámara pide a la Comisión que presente antes de 2014 "una propuesta de legislación en materia de bienestar animal que contribuya a una interpretación común del concepto de bienestar animal, de los costes vinculados al bienestar animal y de las condiciones fundamentales aplicables". Esta legislación debe incluir normas relativas a la salud animal, unas orientaciones adecuadas sobre la cría responsable de animales, un sistema uniforme de controles y de recopilación de datos comparables y requisitos sobre la formación de las personas responsables de animales. El Parlamento Europeo deja claro que "un elevado nivel de bienestar animal desde la cría hasta el sacrificio puede mejorar la seguridad y la calidad del producto". Productos importados El texto aprobado insiste en que se establezca un "nivel básico común de bienestar animal" que garantice "la competitividad de la Unión Europea en los mercados internacionales". También exige que los productos importados cumplan los mismos requisitos en el ámbito del bienestar animal que se imponen a los operadores de la Unión Europea. Igualmente, el PE destaca la necesidad de garantizar el cumplimiento de normas ya existentes como la prohibición de las jaulas en batería para gallinas, las reglas sobre transporte de animales y cría de gansos y patos. Uso de antibióticos El uso de antibióticos como factor de crecimiento se prohibió en la UE en 2006 como medida para proteger la salud de los consumidores. A pesar de que esta norma se ha implantado con éxito, el Parlamento insta a la Comisión y a los Estados miembros a que aborden el creciente problema de resistencia a los antibióticos y que continúen investigando el uso de medicamentos en animales y los efectos que tienen sobre el producto final. Red europea para el bienestar de los animales El informe también recomienda la creación de una red europea para el bienestar animal. Los eurodiputados creen que esta red "debe convertirse en una herramienta de asistencia a la Comisión, los Estados miembros, las personas que trabajan en la cadena alimentaria y los ciudadanos, en materia de formación, educación y mejores prácticas". Además, serviría para que evaluar las futuras propuestas legislativas y políticas y su impacto sobre el bienestar animal.