martes, 18 de mayo de 2010

Etiquetado de los residuos domiciliarios


El Grupo Parlamentario Socialista presenta la siguiente Proposición no de Ley sobre el etiquetado de los residuos domiciliarios, para su debate en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.

Exposición de motivos
El Consejo de Ministros de 26 de diciembre de 2008 aprobó, a propuesta del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, el Plan Nacional Integrado de Residuos para el periodo 2008-2015. La finalidad del Plan es la de promover una política adecuada en la gestión de los residuos, disminuyendo su generación e impulsando un correcto tratamiento de los mismos: prevención, reutilización, reciclaje, valoración y eliminación.
Como se reconoce en este Plan Nacional, la generación y gestión de los residuos constituye uno de los problemas ambientales más graves a los que nos enfrentamos.
Su gestión inadecuada de los residuos produce grandes impactos que afectan a los medios acuáticos, al suelo y al aire, contribuyendo al cambio climático, afectando de forma directa a los ecosistemas y a la salud humana. En cambio su gestión adecuada convierte a los residuos en un recurso que contribuye al ahorro de materias primas y energía, contribuyendo de forma directa al desarrollo sostenible y a la conservación de los ecosistemas.
El éxito de cualquier política ambiental de mejora de la gestión de los residuos pasa por el hecho de quetanto las administraciones públicas, los agentes económicos y sociales así como los consumidores y usuarios asuman su cuota de responsabilidad.
El Plan Nacional Integrado de Residuos manifiesta que todavía un porcentaje elevado de los residuos en nuestro país va al vertedero, a pesar de que en los últimos años se ha conseguido una mayor sensibilización, tanto de las administraciones, los sectores económicos y la sociedad.
El Sistema Integrado de Gestión (SIG) Ecoembes manifiesta que los españoles ya reciclan seis de cada diez envases y que estos resultados han superado los objetivos establecidos en la Ley de Envases y Residuos de Envases de 1997 y en la Directiva Europea 2004/12/CE de residuos de envases.

También conocemos por los datos disponibles elaborados por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, que en el año 2006 el 14% del total de residuos urbanos recogidos procede de los depositados en contenedores específicos para ellos y en los puntos limpios, y el 86% restante es recogido de forma mezclada.
De todos es sabido que en la medida que se mejora la separación domiciliaria y la recogida mayor es el reciclado y la valorización de los residuos. En este sentido por los datos disponibles en el Ministerio, aproximadamente el 50% de los residuos de entrada a las plantas de clasificación de envases son rechazados, debido a la presencia considerable de impropios en la fracción de envases ligeros recogidos selectivamente.
Una de las causas que pueden estar perjudicando de forma negativa en la separación idónea de los residuos domiciliarios es el desconocimiento de la forma de hacerlo. Los ciudadanos solamente reciben información, a través de la indicación del símbolo de reciclaje, de que ese residuo pertenece a un Sistema Integrado de Gestión de Residuos de Envases (SIG), se complementa
su formación al respecto con campañas publicitarias esporádicas donde se le indica que residuos se tienen que depositar en cada contenedor específico. Ante esto, resulta bastante obvio que la mayoría de los ciudadanos tenga dudas sobre la separación de muchos de los materiales que componen los productos que consumen y máxime por el aumento de los que entra en la catalogación de residuos domiciliarios, ya sean residuos sólidos urbanos o peligrosos.
En este sentido, los ciudadanos tienen que hacer frente a la separación de productos de composición heterogénea, que por la naturaleza de algunos de sus componentes merecen la consideración de residuos peligrosos o que forman parte de una separación distinta, al estar formado por varios materiales que tienen una recogida diferenciada. Son muchos los materiales
que forman parte de los residuos sólidos urbanos (vidrio, papel-cartón, plásticos, metales,....), a los que hay que añadir los residuos producidos en los domicilios, que por su toxicidad tienen la consideración de residuos peligrosos (aceites minerales, baterías, equipos y materiales electrónicos, medicamentos, pilas, productos químicos utilizados en la limpieza y mantenimiento,
lámparas fluorescentes, bombillas de bajo consumo...) y otros residuos no peligrosos como los
aceites vegetales de uso doméstico, textiles y madera.
El Grupo Parlamentario Socialista considera fundamental el etiquetado de los residuos domiciliarios, tanto los considerados como residuos sólidos urbanos y asimilados, como los residuos peligrosos, para conseguir los objetivos marcados en el Plan Nacional Integrado de Residuos para el periodo 2008-2015. Este etiquetado tiene que recoger la naturaleza de los materiales, su catalogación como residuo según la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos y en que contenedor tiene que realizarse su depósito (ya sea en clave a su color o por la naturaleza de sus materiales) o si se tiene que depositar en un Punto Limpio (por su tamaño o por la toxicidad
de sus materiales o porque no hay un contenedor urbano para esa recogida). Así mismo, se deberá indicar los beneficios ambientales que se obtienen por su correcto depósito o eliminación.
Con toda esta información estaremos formando de forma práctica a los consumidores y exigiendo a su vez de que asuman su responsabilidad ante uno de los problemas ambientales más graves que tiene las sociedades modernas.
Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Parlamentario presenta la siguiente Proposición no de Ley

«El Congreso de los Dipu tados insta al Gobierno a que arbitre una norma reguladora sobre etiquetado de los residuos domiciliarios, que posibilite conocer por parte del consumidor la naturaleza de los materiales que lo compone, sus depósitos en los contenedores específicos de recogida selectiva urbana o en un Punto Limpio y los beneficios ambientales que se obtienen
con su reciclaje o eliminación correcta.»

Palacio del Congreso de los Dipu tados, 5 de mayo de 2010.—Sebastián Quirós Pulgar, Dipu tado.— Eduardo Madina Muñoz, Portavoz del Grupo Parlamentario
Socialista.